April 02, 2014

More about the guy who rocks cat tees

 photo theselbybook_zps7784c759.png

Para el lanzamiento de Fashionable Selby, el nuevo libro de Todd Selby, entrevisté a Audrey Louise Reynolds, Kimberly y Nancy Wu, Julie Verhoeven, entre muchos otros para crear una especie de documental no-audiovisual. 

"What I like from seeing the book is the realness, it’s a joy to look at, and I’m proud to be a part of this family/story that he created." Marteen Spruyt

Si quieren leer todo el artículo, clic acá


March 17, 2014

For a Good Time call

Sabía que no me podía dormir temprano un domingo. Este domingo.

No fue una mala semana -a lo que mis cuatro paredes corresponden-. He mejorado mis técnicas en algunas recetas gracias a un chef que no disfrutaba de mi confianza, logré entrevistar a 7 personas para un artículo que se publicará la semana que viene, lo cual me llena de emoción, porque lo dejé para última hora y no estaba seguro si podría materializar mi idea de un mini documental no visual (así lo he llamado); logré entrevistar a otra persona que pronto conocerán, además de otra que tiene relación con uno de mis ídolos del cine, pude ver el episodio de GIRLS casi en tiempo real y salió Chandelier, la nueva canción de Sia. Debo subrayar las dos últimas razones son motores que me arrastraron inconscientemente. El tipo de sorpresas que no recibía en mucho tiempo para un día como hoy.

No escribo de música, porque todo lo que sé es gracias a amigos. Mis referencias son muy de surfboard. Sin embargo, hoy me veo obligado a sacarme algo del pecho en el único espacio que no me limita a nada.

"Chandelier" ha cambiado el tipo de canciones que quieres cantar en el carro con tu mejor amig@ y como dijo PopJustice en su titular: "estamos viviendo un momento pop". Estoy un poco cegado, porque sí me gusta la Sia de antes, pero claramente viene de colaborar con un grupo de artistas que de alguna forma son influyentes. Hay mucho comentarios en Youtube y en otros sites con críticas, pero no logro entender la gente que pide cambios, pero no muchos porque entonces dejan de reconocer positivamente el trabajo de otro. Además, para ser fans deben saber que venía haciendo cosas diferentes. Obvio no se iba a parecer a lo que hizo antes. 

 photo elgortvogueoct1976_zps3ed21922.jpeg
Foto: Arthur Elgort para Vogue US

Siempre he creído que cuando no sigues del todo a un artista para conocerlo y logra atraparte a tal punto de repetir la canción 50 veces antes de escribir algo que ni sabes cómo se hace, es porque ha alcanzado su objetivo: cautivarte -en el sentido menos cursi-. 

No es drama. Es emoción.

Supongo que esto también pasó con los Beatles o cuando los noventas dejaron de ser colores brillantes y sesiones de fotos en Miami, entonces Carlyne Cerf de Dudzeel se perdió entre el minimalismo.

Pero bueno, estoy tan feliz que puedo escribir "estoy tan feliz" sin cuestionar si es apropiado o no. No pude valorar con estrellas la relación entre Sia y JD Samson, pero creo que tampoco les importaría. Hoy, por primera vez, hice mi valoración en PopJustice: 9 estrellas para alzarla al puntaje de 8.9/10. Así que en el juzgado ficticio mi trabajo esta hecho.

Me dedicaré a aplaudir los pulmones de Sia por esta canción.


I'm gonna swing from the chandelier, 

I'm gonna live like tomorrow doesn't exist
I'm gonna fly like a bird through the night, feel my tears as they dry

And I'm holding on for dear life, won't look down won't open my eyes

March 14, 2014

All I ever wanted

 photo compo21_zps55a555bd.jpg
El mes de la moda femenina terminó y lo que más agradezco de ello, es que me dejó este pase de Burberry. Las razones:
1. Es el resultado de la mezcla entre Robert Mapplethorpe (en la foto con Patti Smith -ando muy fan-) y Charles (Hugh Grant en Four Weddings & a Funeral).
2. Es el opuesto a lo que escogí para mi lado femenino en la temporada más fría del año.
3. Me llena de ánimo en tiempos duros. Tanto, tanto, tanto que me provoca bailar Nguzunguzu - Perfect Lullaby vol. 2 -claro, puede ser bajo los efectos de algo que altere las neuronas-.
¡Es pura felicidad!

March 11, 2014

About good reading

 photo 1064385_zps8ba239c7.jpg

Foto: Lea Colombo (vía: Dazed & Confused)
Video: Marc Jacobs Intl - Jessica Lange leyendo "Happy Days Are Here Again"

March 05, 2014

Words of Wisdom

Van 22 días desde que estalló la crisis en Venezuela y un amigo dice que la situación que atraviesa el país no es ni el comienzo. Unos han estado luchando en las calles, mientras otros nos quedamos en casa con pánico. Creo que la semana pasada cumplía 15 días sin salir de la urbanización. Quién lo diría, se necesitaba esto para verme en la obligación de terminar los libros que tenía estancados en el escritorio -en orden de no perder la cordura por la falta de actividad de cualquier tipo-: una mezcla de biografias y ensayos políticos narrados en bloques que demandan todo tu ser para poder entenderles -al menos- dos oraciones. 

Mis recomendaciones son Zero History, por William Gibson; Nureyev: The Life, escrita por una ex asistente de moda de Vogue, Julie Kavanagh; Just Kids para terminar llorando gracias a la historia de Patti Smith y Robert Mapplethorpe, cerrando con el artículo "I am the Anonymous Model", de Jenna Sauers, a quien descubrí gracias a otro artículo de Bullett Magazine donde hablaban sobre cómo criticar los desfiles de la temporada, a quién creerle más, por qué apegarse a unos autores y quién dictaba la autoridad de esas letras. En serio, muy enriquecedor si quieren dejar a un lado el discurso podridamente cursi que trasciende de las descripciones de vestidos en concursos de belleza a ciertas revistas con versión latinoamericana.

 photo gozzoli_zps58378c4b.jpg

Ayer cumplí 29 años y I haven't been drinking watermelon, como Beyoncé en "Drunk in Love", pero sí gelatina del mismo sabor en un mini bowl con forma de ostra y cubierto grabado con estampado tribal, una composición que yo llamaría "renacimiento del pop latino". Sigo teniendo reservas sobre ciertos tópicos banales como, por ejemplo, ¿por qué tienes que instalar el Messenger de Facebook si en la aplicación de la red puedes hacer todo? Suelo hacerme el Rosemary Coddington con las actualizaciones que no son necesarias y que no se muestran en el ícono de la AppStore del iPhone, pero el colmo llegó. Un día Facebook (celular) no permitió que leyera el mensaje hasta descargar la mensajería que ellos proponían. Aún siento que esta molestia absurda de mi parte, es culpa de la fulana revolución que nos ha sumergido en un desastre socio-económico por tanto tiempo.

Desde que me gradué y empecé a trabajar, dejé de ahorrar como lo puede hacer una persona con miras de independencia -ilógico, porque todos decían que me dolería gastar lo que tanto me costó por ganar. Pero, ¿no trabajamos para eso?-. Sin embargo, no puedo apartar del todo al sentido de conservación. Me duele ocupar espacio en la memoria de cualquier equipo que use para trabajar o mantenerme en comunicación. Sobre todo si no es justo y necesario.

Habiendo dicho esto, está claro que nos ha quedado mucho tiempo libre. No está expuesto del todo con este nombre, pero debemos ver con firmeza que estamos en un tipo de paro laboral. Razón que empuja a la necesidad de llevar un diario (no solo en Twitter o en Instagram) o tomar notas en una grabadora, pues si algo es seguro, es que nada es seguro en estos momentos que vive Venezuela.

Es buena idea para ir documentando lo que se convertirá en nuestras memorias. Si la idea de llevarlo en una libreta les parece muy romántica, pues la idea del blog no parece tan descabellada -un zine también sería genial-. Además, estaríamos explorando rincones que permitirían expresarnos sin el afán de convertinos en voces de protesta o en los clones de Marshall McLuhan para que el mundo se entere de lo que vivimos. Al final, este problema es nuestro y es momento de enfrentarlo sin perder la noción de que lo único que importa, somos nosotros -con todo: familia, amigos, trabajo... así esto implique que el contexto goce de cierta estabilidad-.

Así que retomando las banalidades, he pasado las mañanas y algunas tardes respondiendo los cuestionarios de Buzzfeed. ¿Alguien más lo hace consciente de estar siendo totalmente sincero? ¿Como si la vida misma dependiera de ello? ¿Como si es el único mometno de ser real? ¿Como si es el confesionario de nuestra generación? Porque yo lo afirmaría en su totalidad. Tratando de responder el saco de preguntas que me hago analizando mi actitud, pensé que sería genial desglozar el resultado y convertirlo en una especie de carta astral -no la típica que solo saben sus características quienes se la han hecho-. Abajo lo que la "bola 2.0" asomó de mi pasado, presente y futuro.

-Lo siguiente está en inglés, porque copié directo de mi borrador. Ya he escrito suficientes locuras y no tengo fuerzas-

Sobre mi pasado:

I don’t want to eat any cake, thank you very much, because that is too mainstream. I'm edgy, passionate, and outspoken. When I want something, I go out and get it. Now off with some heads!

I belong to Norway, and that's what makes me extremely reliable, independent and tolerant. I hate injustice more than anything in the world. I love nature and I'm always up for a new adventure. Maybe this is the reason Henry David Thoreau is my soulmate.
I want a man who’s simple, self-sufficient, and hardworking. A man who loves nature and flouts public opinion to create his own movement. A man who doesn’t even have a Twitter or Facebook. The two of us can live together, out in the tranquility of the woods, with no Wi-Fi(?), no electricity, no human contact whatsoever…actually, maybe I should retake this quiz(?????).

I have a friendly, upbeat demeanor, but can get very frustrated when other people don’t live up to the high standards I’ve set for yourself. I can’t help but be very ambitious. "You’re a very romantic person, and put a lot of emphasis on love in your life." Just like my result: Paul McCartney.



Sobre mi presente:


I'm Janet Jackson. "You’re glamorous, but also remarkably normal given the extraordinary circumstances of your life. People think you’re innocent and sweet, but there’s a part of you that’s, like, waaaay into BDSM. So," said Buzzfeed.

Which generation do I actually belong?
Neither. I'm in between Gen X and Gen Y. I don’t identify with Gen X, yet I'm not quite a Millennial either. It can sometimes suck, being the Jan Brady of generations, but the good news is I can kind of claim ownership of the coolest stuff from both.
 Queen Latifah in Which boss ass rap bitch are you:
You’re a giver. You love to help other people feel as comfortable in their own skin as you feel in yours. You’re confident and tough so a lot of people look up to you and value your opinions, but you’re happiest when you’re surrounded by close friends and family.
My Style Icon is Solange. I’ve got amazing boho-chic style, and work bright colors and bold patterns and prints like no other(#rareshit). 

Sobre mi futuro:

At my (Hannah's -in Which Girls Character Are You-) best, I’m ambitious and determined. At my worst, "you’re a wee bit self-absorbed and tone-deaf towards others’ feelings." Thankfully, I’ve grown enough as a person that I’d never eat a cupcake in a bathtub anymore. (But you’d still hook up with that super sexy doctor.)

Take my hand and I'll be your Faith Lehane, a Joss Whedon Heroine:
"You’ve seen a lot in your time, but that’s only given you a steely resolve and a strong sense of self. You have killer instincts, you live in the moment, and you’re tough as nails. You deal with confrontation head-on, and when it comes to a fight, people want you on their side." --- Like
Hanna Marin, I'm what people call a “girly-girl” but really, I just have a deep appreciation for the color pink and three-inch pumps. My sassy attitude and bluntness is surprisingly hilarious, and people tend to gravitate towards me. #StayFabulous


Mientras, trato de acostumbrar los ojos a una versión de WhatsApp (el messenger de Facebook para iPhone) vestida con una bata clínica y me iré a "emborrachar" con Jennifer Lawrence, quien resultó la famosa más adecuada para descender al estado de ebriedad:

Hell, yes! You’re going drinking with an Academy Award winner. And the best girl in Hollywood by a long way. She’ll be keeping up with you, downing her drinks and making you laugh beyond belief. There will be some music on the go and plenty of funny anecdotes. And she loves to eat, so expect bar snacks or an after-hours munch down. BEST.NIGHT.EVER.